¿Qué es el ajedrez?

historia-del-ajedrez

No es fácil hallar una definición exacta y justa. El ajedrez ha sido calificado como una expresión de abundancia intelectual por sus seguidores y como un despilfarro de cerebros por los detractores. Muchas personalidades, a través de los tiempos, han buscado una descripción ajustada; pero el más acertado ha sido el barón Heydebrand van Der Lasa: El ajedrez, en la esencia, es un juego; en la forma, un arte y en la exposición, una ciencia.

En realidad, este deporte intelectual satisface procedimientos de investigación y evaluación técnica, tal como sucede en la ciencia, y proporciona el placer estético característico de las producciones artísticas.

Sin embargo, la gran popularidad del ajedrez se debe a su carácter lúdico; pues no es un secreto que el hombre prefiere aprender a pensar jugando. Además, según Von Lange, el juego es el arte de la infancia, y el arte es la forma madura del juego.

En la educación integral del individuo, el ajedrez asciende del nivel recreativo al instructivo y ofrece un cúmulo de beneficios: cultiva las facultades mentales, desarrolla facetas de la personalidad y alivia las tensiones de la rutina cotidiana.

Posibles orígenes

La historia del ajedrez, tal como sucede con todas las ramas de la ciencia y el arte, se remonta a edades muy antiguas y el simbolismo de sus jugadas se confunde con proverbios filosóficos.

La mayoría de los pueblos orientales se disputan el privilegio de la creación de juego de ciencia. Mientras unos escritores sostienen que el ajedrez fue ideado por el gran pueblo indio, otros, en cambio, afirman que tuvo su origen en el sitio de Troya, cuando Palamedes quiso distraer a sus soldados del ocio preliminar a la guerra.

También hay quienes aseguran que el ajedrez procede de la China y fue introducido en Europa por las cruzadas, cuando regresaban de Tierra Santa. Y sobre sus posibles inventores, se habla de los egipcios, los árabes, los sirios y los japoneses.

Se afirma que en las tumbas de los faraones se han encontrado piezas de ajedrez, lo que demuestra que hace más de siete mil años ya se practicaba este deporte.

En algunos poemas populares de rusos, el ajedrez es mencionado como un juego popular. Los vikingos fueron quienes llevaron este juego al noreste de Europa a través del mar Báltico. Posteriormente, llegaría a Alemania alrededor del siglo XI. Después, se extendió a Italia desde Alemania y más tarde a Inglaterra e Irlanda. También llegó a Escandinavia, hacia el siglo XI, y a Bohemia desde Italia.

La creciente popularidad del ajedrez se confirma por la gran cantidad de literatura que ha sido impresa en el transcurso de los últimos siglos.

El ajedrez hoy

El ajedrez actual puede ser el producto de la evolución de los antiguos pasatiempos militares y cuya cuna principal debió ser la India, según las siguientes razones:

La primera, de orden etimológico, nos indica que la palabra ajedrez proviene del árabe exentrech y ésta, a su vez, del vocablo hindú chaturanga, el cual señala la composición de las 4 ramas del ejército antiguo: infantería, caballería, artillería y marina, todas ellas comandadas por un rey.

El segundo argumento está basado en la conocida leyenda de un matemático y consejero real llamado Sissa, quien habría inventado un juego de carácter democrático para demostrar que si la nobleza y, en particular, el rey se vieran atacados, poco o nada podrían hacer sin la ayuda del pueblo.

 

Al día con la academia