Carta del rector

 


Bogotá, 22 de enero de 2018

Apreciada comunidad unicentralista:

En este 2018, quiero darles una calurosa y afectuosa bienvenida.

Damos comienzo a un nuevo ciclo académico en la Universidad Central, que trae consigo un aire de renovación y motivación para todos nosotros. Durante este año, queremos trabajar arduamente a fin de continuar con las diversas acciones que hemos puesto en marcha para cumplir nuestro objetivo de consolidarnos como una institución de excelencia. Para poder alcanzar este objetivo, es indispensable que empecemos a reflexionar sobre cómo podemos desempeñar nuestro rol de docentes, funcionarios, estudiantes y directivos de la mejor manera en pro del mejoramiento continuo y del fortalecimiento de nuestra naturaleza como Institución: crear con excelencia.

¿Qué es la acreditación y por qué es importante acreditarnos?

Como parte de esta visión de futuro, la Universidad Central adelanta desde hace cinco años el proceso de acreditación institucional de alta calidad ante el Consejo Nacional de Acreditación (CNA). Mediante este proceso, las instituciones de educación superior pueden certificar su capacidad de presentar una oferta educativa cuyas características de calidad superan ampliamente las condiciones mínimas exigidas para ejercer sus labores. La obtención de la acreditación, por tanto, tendrá un impacto benéfico para nuestra casa de estudios y la comunidad que la integra, principalmente en términos del reconocimiento de su calidad a nivel nacional e internacional.

La acreditación no es un fin en sí mismo, sino un mecanismo que permite presentar al Estado y a la sociedad los resultados de las labores propias de las IES. Para nosotros, el valor del proceso de acreditación radica no solo en la obtención de este reconocimiento, sino en la posibilidad de fortalecer una cultura de la autoevaluación a partir de la revisión juiciosa de las dinámicas de nuestra casa de estudios. Este ejercicio permitirá afianzar nuestro conocimiento institucional, potenciar nuestras fortalezas y trabajar en nuestras debilidades.

¿Cuáles son los pasos que hemos seguido para recibir este reconocimiento?

El proceso de acreditación de alta calidad consta de cinco etapas: evaluación de condiciones iniciales, autoevaluación, evaluación externa, evaluación final y concesión de la acreditación.


El punto de partida de este proceso, liderado por la Vicerrectoría Académica, tuvo lugar en el segundo semestre de 2013. En esta primera fase, la Universidad remitió al CNA un informe de condiciones iniciales en el que demostró contar con una serie de características básicas para dar inicio al proceso de acreditación.

A principios de 2014, dimos comienzo a la segunda etapa: la autoevaluación. En esta fase las IES deben hacer un análisis reflexivo y autocrítico para ahondar en el conocimiento de sí mismas y para desarrollar un plan de mejoramiento. Con este propósito se implementaron las mesas de autoevaluación, que fueron espacios de participación en los que integrantes de los distintos estamentos de la comunidad académica analizaron 12 factores de autoevaluación (y sus respectivas características) en la Institución desde 2009 hasta 2013. También se aplicaron encuestas, se convocaron grupos focales y se recopilaron insumos documentales sobre aspectos esenciales de la Universidad.


Teniendo en cuenta los resultados arrojados por las mesas, desde 2015 se avanzó en la construcción del informe de autoevaluación con fines de acreditación institucional, bajo la premisa de analizar las condiciones de calidad de la Universidad y los mecanismos para asegurar su cumplimiento continuo. A partir de los resultados consignados en este documento, se realizó un ejercicio de ponderación, mediante el cual se determinaron los parámetros de medición para calificar cada uno de los factores y las características institucionales. Con base en esta ponderación y en la versión preliminar del informe, el equipo de acreditación, conformado por directivos, docentes y funcionarios, editó la versión final del documento y lo entregó el pasado 15 de diciembre al CNA.

¿En qué etapa del proceso de acreditación nos encontramos?

En este momento estamos atentos a que el CNA, luego de revisar el informe, designe a unos pares evaluadores, quienes se encargarán de realizar una visita a la Institución con el propósito de verificar la existencia de las características de alta calidad exigidas y corroborar lo indicado en el documento. Esperamos que esta tercera fase del proceso de acreditación tenga lugar durante el primer semestre del año en curso.

Los desafíos que enfrentamos en este 2018 serán un incentivo para que verifiquemos el cumplimiento de nuestra misión, de nuestros propósitos y objetivos a corto, mediano y largo plazo, y para que demostremos a la comunidad académica y a la sociedad la idoneidad y la solidez del servicio que prestamos. Es importante que en esta medida nos apropiemos del proceso de acreditación y lo entendamos como una oportunidad de autoconocimiento y autoevaluación de las dinámicas que nos competen como institución de educación superior. La acreditación es un proceso incluyente y, como tal, todos nosotros, como actores principales de la Universidad, debemos vivirlo y sentirlo, para que así podamos identificarnos con la excelencia e involucrarla continuamente en nuestros quehaceres.

Finalmente, me permito señalar que estaremos prestos a atender los comentarios, inquietudes y sugerencias de la comunidad unicentralista en torno a este trascendental proceso de acreditación institucional de alta calidad, pues es el nombre del partido que nos jugaremos en este 2018. Para ello, pueden escribirnos al correo electrónico acreditacion@ucentral.edu.co.
 
Un saludo afectuoso,