Carta del rector

 


Bogotá, 18 de abril de 2018

Apreciada comunidad unicentralista:

Como instituciones educativas, preocupadas por el hombre, la ciencia y el conocimiento, las universidades actuales se han constituido en centros de saber, en espacios de creación y en estructuras de formación científica y cultural que buscan dar respuesta a las necesidades del hoy y del mañana. Este debe ser el foco de sus actividades.

Nuestra Institución, comprometida con la formación integral, pertinente y equitativa, ha definido el sentido y compromiso social que orienta sus quehaceres en un proyecto educativo claro. En este se expresa la misión que nos orienta y la visión de futuro que propende hacia el alcance de la más alta calidad. Para cumplir tales propósitos, hemos puesto en marcha diferentes acciones y proyectos que nos han permitido avanzar hacia el logro de ser reconocidos como una universidad de excelencia en el medio académico y, en general, en la sociedad.

¿Por qué nos merecemos la acreditación?

Me preguntaron recientemente por qué consideraba que la Universidad Central merecía el reconocimiento de la acreditación institucional que otorga el Consejo Nacional de Acreditación (CNA). He estado vinculado a esta casa desde hace casi 40 años, y durante toda mi permanencia aquí, como decano, miembro del Consejo Superior, y, ahora mismo, como rector, he podido constatar que la calidad ha permeado la vida y funcionamiento de nuestra alma mater; que todo lo que hacemos aquí se articula con la búsqueda de la igualdad, con nuestra presencia activa en los proyectos de ciudad y país, y con la construcción de un proyecto académico y humano pertinente y responsable.

Hace cinco años dimos comienzo al proceso de acreditación. Gracias a la decisión que tomamos de transitar por este camino de aprendizaje, autorreflexión y continuo mejoramiento, hemos ratificado nuestro compromiso de brindar de manera ininterrumpida una educación integral a la sociedad colombiana y, por ende, nuestra capacidad de obtener este logro otorgado por el Estado. Todo esto se ve reflejado en aquellas fortalezas que nos distinguen. Son tantas que necesitaría muchas cartas como estas para mencionarlas. Por ello, durante las próximas semanas, desarrollaremos una serie de actividades para que, desde una reflexión personal y colectiva juiciosa, todos los miembros de la comunidad podamos expresar por qué nos merecemos la acreditación.

Estoy seguro de que, en este mismo instante, cada uno de ustedes —docentes, estudiantes, funcionarios y directivos— tiene presente en su mente varias de estas razones. Sé también que, una vez que nos hacemos conscientes de todo lo que somos capaces de ofrecer, como familia y como institución, es imposible no echar raíces aquí, es imposible no amar este proyecto que nos congrega y que crece, en todos los niveles posibles, día tras día.

Se acerca la visita de pares

Ahora mismo, luego de la visita de los pares colaborativos los pasados 14, 15 y 16 de febrero, mediante la cual recibimos una retroalimentación informada sobre las fortalezas y debilidades de nuestras dinámicas institucionales, nos preparamos para entrar en la etapa de la evaluación externa oficial por parte del CNA. Ello supondrá un examen integral de la Universidad, en el que se revisarán, con base en lo dispuesto en nuestro Informe de autoevaluación, las condiciones actuales de aspectos como la coherencia de nuestro proyecto educativo, la pertinencia de los procesos académicos que nos orientan, el desarrollo y acompañamiento de la comunidad académica, los recursos financieros, físicos y de apoyo con los que cuenta la Universidad, entre otros.

Por este motivo recibiremos en la Institución, durante los próximos 9, 10 y 11 de mayo, a cinco pares oficiales: Guillermo León Londoño Restrepo (par coordinador), Eduardo Posada Flórez (par académico), Eva Janette Prada Grandas (par relatora), Edilberto Montaño Orozco (par académico) y Gilberto Alfaro Varela (par internacional).

Ellos, por su reconocida formación académica y su experiencia profesional, son personas capacitadas para evaluar nuestro proyecto académico unicentralista, la forma en que este se materializa en los quehaceres de la Institución, y su relación con el contexto local, regional y transnacional. Los invito a que, como comunidad académica y familia, nos preparemos y dispongamos para recibir a estos cinco expertos, y a brindarles la información y todo el apoyo que requieran durante estos días. Este proceso de acreditación nos compete a todos y nuestra participación en él nos acerca cada vez más a la excelencia, ese arte que construimos poco a poco y por el que luchamos sin descanso. No olviden que este es uno de los partidos más importantes que se jugará la Universidad en toda su historia.

Un saludo afectuoso,