Carta del rector

 


Bogotá D. C., 30 de noviembre de 2017

Apreciada familia unicentralista:

La calidad vista desde distintos ángulos, pero particularmente desde el sector educativo, cuesta. Es una realidad, por lo demás, de la que no puede sustraerse nuestra Universidad; más aún en este momento, en el que estamos a puertas de presentar al CNA la documentación requerida para aspirar a la acreditación institucional de alta calidad. De ser una realidad el año entrante, este reconocimiento nos pondría en la liga de las mejores universidades del país. Ello marcaría de manera sustancial nuestro futuro.


La Universidad Central es una entidad que ha mantenido históricamente su solidez financiera. Esto ha sido posible gracias a la estructura de costos y gastos de la Universidad, que cuenta con criterios de servicio a la academia dentro de una cultura de austeridad y administración financiera responsable. Gracias a esta característica, se ha dado cumplimiento a uno de los principales compromisos de la Universidad Central: el de ofrecer el acceso a una formación pertinente e integral al mayor número de personas, presentando una oferta académica en pregrado y posgrado a un costo razonable.


Sin embargo, no ha sido fácil llevar a la práctica este objetivo. Actualmente, el contexto de la educación superior hace necesario que las instituciones educativas respondan a exigencias cada vez mayores en cuanto al nivel de formación académica de sus docentes, los recursos físicos y de apoyo académico, la investigación y la internacionalización de los programas académicos, entre otras actividades. No obstante, la puesta en marcha de mejoras como estas demanda cuantiosas inversiones económicas en materia de desarrollo institucional.


Por ello, pese a los continuos esfuerzos realizados por minimizar el impacto de dichas inversiones sobre el valor de las matrículas, la Universidad se ha visto obligada a hacer un reajuste general del 7,05 % en el valor del crédito académico para 2018, como puede consultarse en el siguiente link: http://www.ucentral.edu.co/derechos-pecuniarios. El reajuste es indispensable para la materialización de proyectos que potenciarán la calidad de nuestros procesos académicos y administrativos.

  1. Finalización de la primera fase del Proyecto Campus (Sede Centro): Todos los predios del centro de Bogotá, propiedad de la Institución, están siendo intervenidos para lograr que se articulen mejor entre sí y con la ciudad. Gracias a esta integración, emergerá una simbólica unidad con la que claramente los unicentralistas y los ciudadanos identificarán a la UC. El Plan Maestro del nuevo campus debe desarrollarse en seis etapas. En abril de 2015 se dio inicio a la construcción de la primera etapa del proyecto que comprende el levantamiento de dos torres de 12 pisos y de un espacio denominado “campus vertical”, que sumarán un total de 26.500 m2 de área construida.

    Además de aulas de clase, oficinas académicas y administrativas, habrá lugares de esparcimiento y espacios que favorecerán el desarrollo de actividades culturales. Aunque se tenía programado que la obra finalizara este año, ciertos imprevistos movieron la fecha de entrega de las torres para el final de 2018. Pese a las dificultades, esta sigue siendo una inversión que cambiará la cara a la Universidad y al centro de Bogotá.

  2. Implementación de la carrera docente: La carrera docente supone un proceso permanente de preparación y cualificación de la planta profesoral centralista. Dicha carrera está concebida como un mecanismo institucional para que los instructores y profesores de tiempo completo y de medio tiempo puedan recategorizarse de acuerdo con exigentes condiciones de ascenso, lo que se traduce en contar con mejores docentes y asegura la permanencia en la Institución de aquellos que sobresalen por sus méritos académicos y su producción intelectual. La implementación de este proyecto incide positivamente en la calidad de la educación. Supone, no obstante, una costosa inversión en la formación profesoral a través de diversos estímulos económicos que sirven para consolidar una comunidad de docentes de calidad.

  3. Proceso de acreditación institucional: A la luz del Proyecto Educativo Institucional (PEI) y de los propósitos misionales que allí se establecen, desde 2013 la Universidad inició el proceso de autoevaluación con fines de acreditación institucional. La acreditación es un proceso voluntario emprendido por las instituciones de educación superior para certificar ante el Estado y la sociedad su capacidad de ofrecer una formación de alta calidad, y de ser reconocidas como universidades de excelencia. El camino recorrido nos hace pensar que  estamos cerca de  obtener esta distinción por parte del Consejo Nacional de Acreditación (CNA). Al Consejo Superior ya se presentó el informe de autoevaluación que recoge las fortalezas y las debilidades identificadas en el quehacer institucional. Este documento se entregará al CNA el próximo 11 de diciembre. Se espera que luego de la revisión del informe y del plan de mejoramiento, la Universidad reciba durante el primer trimestre de 2018 la visita de los pares académicos, quienes verificarán la información recibida en la autoevaluación.

  4. Internacionalización académica y apertura interinstitucional: Con el propósito de vincular la comunidad unicentralista a la comunidad académica y científica mundial y promover valores de ciudadanía global, la Universidad gestiona múltiples proyectos para favorecer la internacionalización académica y la apertura interinstitucional. Mediante convenios y acuerdos con diferentes organismos e instituciones se busca incrementar la visibilidad y la calidad académica de nuestro claustro. Los convenios de cooperación con universidades nacionales e internacionales, en el período 2012-2016, han aumentado de manera considerable. Asimismo, hemos impulsado programas de movilidad docente y movilidad estudiantil, que brindan a educadores y alumnos la oportunidad de desarrollar actividades académicas en las universidades con las que se suscriben los convenios mencionados y que cuentan con ofertas educativas similares a las de la Universidad Central. Se trata de ofrecer experiencias y vivencias de alto valor.
Para finalizar, me permito mencionarles que el valor de nuestras matrículas sigue siendo competitivo frente al de otras instituciones similares y que el reajuste del próximo año redundará en beneficio de todos ustedes. Los mayores ingresos deben traducirse en mayores oportunidades para recibir una formación integral y en una capacidad fortalecida para competir con los egresados de cualquier otra universidad en el mundo laboral. Los invito a sentir con orgullo la pertenencia a este claustro de educación superior que se distingue por su excelencia académica y por cumplir con los más altos estándares de calidad.

Cordialmente,